Skip to content

CSE: Año II

Hace un año os escribíamos con la excusa de nuestro primer aniversario. Aquello fue un error, porque ahora nos vemos obligados a escribir con motivo de nuestro segundo aniversario. Jamás habríamos podido llegar a imaginar, ni en lo más remoto de nuestros retorcidos cerebros, que un precedente iba a llegar a ser tan molesto. Tal es el hastío que incluso habíamos barajado la posibilidad de pasar de puntillas por este trance y esperar que nadie se diese cuenta. Muy probablemente la artimaña nos hubiese salido bien, lo que quiere decir que seguimos siendo un par de perdedores con más lectores contagiados de lástima que auténticos admiradores. Tampoco pasa nada, supongo.

Vosotros, los que habéis estado ahí desde el principio, habréis observado pocos cambios en la marcha de la bitácora. Salvo por el recién adoptado complejo de ser unas estrellas de la literatura erótica, que es lo que genera algún que otro mes sin apenas actualizaciones, todo sigue más o menos igual. Porque nosotros, los dos autores, seguimos más o menos igual. Hay quien puede llegar a notar cierta definición, con Krknose caminando cada vez con mayor decisión por las sombras de la noche que ya trazó Louis Ferdinand Céline allá por 1932 mientras Erik Macbean abronca a sus paisanos, hagan lo que hagan, con una resignación creciente. Pero no debéis fiaros: tan pronto nos dé la gana cambiamos de registro y nuestro rastro apenas se podrá seguir por el continuado escepticismo que desarrollamos para con la raza humana. Eso no cambiará, me temo.

En julio de 2011 nos planteábamos abrir la participación en este blog a otros autores. Eso no ha sucedido. No porque nosotros hayamos querido evitarlo, sino porque directamente no se nos ha dado la posibilidad de decidir si queremos evitarlo. No obstante, así estamos cómodos. La comodidad es la base para seguir adelante con este proyecto, o una de ellas. La incomodidad es para los luchadores. Los fuertes. Aquellos dotados con una gran fuerza de voluntad. Y nosotros, y a poco que nos conozcáis asentiréis con la cabeza, somos más bien lo contrario: cuando las circunstancias se muestran adversas no las embestimos, las toreamos.

Así, con el capote en la mano, os deseamos un feliz año;

Erik Macbean y Krknose

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: