Skip to content
16 octubre, 2013 / Erik Macbean

Erik Macbean

Me gustaría contar muchas cosas. Pero la mayoría de las veces no sé ni qué ni cómo ni cuándo. Por eso mi vida está plagada de seudónimos; intento, con ellos, borrar el rastro de mediocridad que voy dejando tras mi paso. Despistar al lector. Convencerle de que, cuando por fin encuentre algo digno, no tendrá que asociarlo a mí.

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. Antonio / Oct 25 2013 13:28

    Hola Erik, tal vez te exijas demasiado, te vengo leyendo desde hace tiempo, por razones obvias, y te aseguro que escribes con facilidad y brillantez. No te desanimes y sigue contando cosas, al menos a mí me interesan y sin conocerte, creo que de ti se podrían decir muchas cosas, pero desde luego nunca que eres mediocre. ¡Ánimo!.

    • Erik Macbean / Oct 29 2013 12:14

      Buenos días, Antonio.

      Me acaban de comentar que tenía una respuesta a un escrito del que ya ni me acordaba. Porque para eso sirven también los seudónimos; para olvidar que uno es, efectivamente, uno mismo.

      Agradezco, y mucho, tus palabras. Descuida, que seguiré contando cosas, porque además la considero una práctica de higiene mental importante.

      Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: