Skip to content
5 febrero, 2013 / Jorge Gato

Una pequeña incursión en el surrealismo

rajoy en HD

A veces le cuesta a uno saber si se encuentra amargado por una pandilla de imbéciles peligrosos y que, encima, se creen más listos que el resto, o por una pandilla de visionarios y genios que serán convenientemente reconocidos por la Historia mientras que sus contemporáneos seremos ridiculizados por no haber sabido apreciar sus deslumbrantes y obvios talentos. Aun consciente de que el peso de la Historia puede caer sobre mí dentro de siglo y pico, yo a esta pandilla de analfabetos poco o nada funcionales, aunque cubiertos de títulos, diplomas, dinero y demás combustibles largamente sacados de contexto, solo puedo desearles la muerte del genio incomprendido: abandonados, olvidados, arruinados y con el frío húmedo y el hedor propios del orín expulsado sobre uno mismo 5 ó 6 minutos antes. Es la única recompensa que de verdad merecen por poner a nuestra disposición su virtuosismo. Pero como tampoco quiero que esto sea un linchamiento al Gobierno de España, y presupongo que para ustedes no será muy atractivo leer una colección de insultos y descalificaciones variadas -aunque las merecen y estoy deseando contárselas a alguien-, voy a intentar hablar en positivo de la desvergüenza llevada al límite.

Bueno, papeles de Bárcenas y todo eso. No creo que tenga que dar muchos detalles a estas alturas. El oligofrénico de nuestro presidente, el ilustrísimo y honorabilísimo don Mariano Rajoy, decide por fin que debe ‘comparecer ante los medios’ para salir al paso de todas las acusaciones que sobre él, sus ministros, su tesorero, sus predecesores, su puta madre y un mono con calcetines están vertiéndose estos días, semanas, meses. Hasta ahí más o menos normal, aunque la normalidad aquí es una pretensión ridícula. Bien, pues para seguir la línea del disparate perenne en que se hallan inmersos desde el principio mismo, desde que se animaron a traicionar por primera vez el programa con el que se presentaron a las elecciones e intentaron justificar después la traición con sus demenciales e inverosímiles argumentos, deciden, no sé bien quiénes, pero me gustaría felicitarlos personalmente, que la ‘comparecencia ante los medios’ del cretino de nuestro presidente ha de ser en HD. Y con esto qué coño quiero decir. Pues quiero decir que el mastuerzo de nuestro presidente hace un monólogo en una sala vacía -aunque previsiblemente apoyado por algunos de sus compañeritos de tropelías- que es proyectado, en directo o falso directo, que no sé, en una televisión de plasma situada en una sala contigua, esta sí, repleta de periodistas. Voy a seguir escribiendo en serio aunque no lo parezca: este hecho me parece tan extraño y tan fuera de lugar que solo puede tratarse de una genialidad en sentido estricto. Si acaso se lo hubiera propuesto yo a algún amigo y éste hubiera aceptado entrar en el juego, no tendría mucho valor, sería la acción de un par de alucinados muy a salvo del foco público. Pero que en un país decadente y en la ruina, su presidente, con problemas de dicción y tics, acusado de llevárselo crudo a manos llenas durante años y de ver cómo se lo llevaban todos a su alrededor también, decida ‘comparecer’ en este formato absolutamente novedoso y descolgado de la realidad para ‘dar explicaciones’, es como abrir una puerta enorme a una nueva concepción artística en toda su extensión y complejidad. Si bien pudiera parecer que el arte discurre en paralelo a la realidad, valiéndose de ella para ser creado pero apartándose de ella para existir y ser contemplado, lo que nuestro lamentable presidente hace es desarrollar el arte en el núcleo mismo de la realidad, esa con la que tan mal parece llevarse desde un día que la encontró de repente, afectándola en el proceso y destruyéndola o suplantándola en última instancia. Lo que consigue es un efecto con cierto regusto surrealista pero completamente incrustado en lo que debería ser tan solo realista, y eso hace dudar de todo lo demás, no hay base a la que agarrarse para diferenciar qué es arte y qué es meramente cotidiano, qué es cutre y qué es extraordinario. Es tan delirante llenar una sala de periodistas para comparecer en la de al lado, vacía, y enchufarles una televisión para que te vean, que ya es imposible discernir dónde o cómo estamos. ¿Ocurrió de verdad? Y, si es así, ¿de qué verdad hablamos? ¿Qué es la verdad, maldita sea?

Al principio creí, a juzgar por todas esas ridículas y sonrojantes intervenciones que han ido dejando para la posteridad en este año de gobierno, que nos dirigíamos hacia una infantilización plena de la sociedad y sus circunstancias, hacia la banalización absoluta del sufrimiento de la población y hacia la consolidación de una democracia totalitaria en que la clase política puede hacer y deshacer a su antojo sin preocuparse por ninguna consecuencia pues ninguna escapa a su control. Ahora pienso que quizá todo sea una performance, una actuación. Tal vez tratan de dinamitar la realidad a base de negarla y menospreciarla para más tarde fundir sus restos con la ficción, poco a poco, sin que casi sea perceptible, y de esa manera, cuando todo forme parte de la representación, cuando la ficción sea lo único que quede, puedan controlar y dirigir todos sus elementos en pro del bien común, con la misma maestría con que encarábamos las páginas en blanco algunos siglos atrás.

Esto es solo una teoría, una elucubración de esta mente en difícil equilibrio, pero suena a plan maestro. Si no entendemos nada, por lo menos que sea arte.

Anuncios

3 comentarios

Dejar un comentario
  1. Gelín. / Feb 5 2013 19:11

    Yo creo que Marianete o es tonto o a lo peor es muy listo.También cabe la posibilidad que sea un replicante,creado en FAES.

  2. Antonio / Feb 15 2013 12:24

    Lo triste es que tanto tú como yo sabemos que se están cachondeando de todos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: