Skip to content
24 septiembre, 2012 / Erik Macbean

Gilipollas y melés

Yo no sé si el joven Nicolás Alcalá es gilipollas, porque no tengo el placer de haberle estrechado la mano jamás. Lo que sí es obvio es que ha cometido una gilipollez mayúscula al burlarse de un chaval, de nombre Carlos, que mostró su interés en trabajar para la productora “alternativa, innovadora e independiente” Riot Cinema Collective, que dirige y gestiona el propio Nicolás junto a otras dos personas, entiendo que también jóvenes y muy encantadas de conocerse.

No me extenderé demasiado a la hora de explicar los hechos, porque la noticia se encuentra en cualquier medio de comunicación. Resumiendo: Carlos envió un correo electrónico adjuntando su currículum vitae y Nicolás le contestó diciendo que el e-mail estaba lleno de cagadas y que se fuese a tomar por el culo. Todo parece indicar que no contento con eso, fue el propio Nicolás el que además publicó toda la secuencia en Internet, no se sabe muy bien con qué motivo. El escándalo, tras alcanzar las redes sociales, ha sido bastante importante, y su protagonista se ha visto obligado a ofrecer una disculpa pública que al parecer Carlos ha aceptado. Pero España no. España no acepta porque quiere sangre, una cabeza clavada en una pica o que se reproduzca un cáncer. España siempre suele querer cosas así. Caprichosa ella.

Y a eso voy. A la puta turba que somos. No me malinterpreten, que les veo venir. Nicolás, como digo, ha cometido una gilipollez bien porque es así de gilipollas o bien porque, como nos pasa a muchos, lo es sólo dependiendo del día y ése era uno de esos días. Pero ya está. Esos mensajes que se han ido recopilando en el portal de su productora, tan llenos de saliva espumosa, demuestran el nivel del populacho. También los del otro lado del charco se han sumado a la fiesta, porque como éramos pocos ya tenía que parir la abuela.

Desde insultos y deseos que abrazan la ruina eterna de Nicolás y de sus colegas de proyecto hasta el típico ‘efecto difunde’ que propone enviar cientos de correos electrónicos a uno de sus principales patrocinadores, unos tal PepePhone o algo así, para que de esta forma se planteen “seriamente desvincular su marca de Riot Cinema Collective”. El final de la petición solidaria no deja de ser interesante: “Saludos de una persona en paro, pero ante todo, persona”. Como era de esperar, el que redacta anima a todo el mundo a copiar y pegar su carta dirigida a PepePhone sin parecer importarle mucho que estén en paro o no. No hay que gastar fuerzas en paliar el efecto demoledor de la firma. Eso matizaría la fuerza de la noble causa y no puede ser.

No me gustaría entrar a valorar qué validez moral tiene eso de “(…) pero ante todo, persona”, como si las personas fuésemos todas gente cojonuda sin atisbo de odio, rencor o venganza y, por el contrario, llena de amor hacia el prójimo, sea éste el que sea. Pero sí considero interesante volver a constatar que España, a la hora de organizar melés, es un país puntero. Y mucho me temo que estas cosas tienen que ver, en parte, con la envidia. En otra parte, claro, con el complejo del rebaño; ese orgasmo que nos entra al pensar que todos, unidos, votando cosas a mano alzada en las plazas, vamos a traer la Justicia a este mundo tan malvado y perverso.

Las causas que se revisten de nobleza suelen dar asco. Porque la Historia nos enseña cómo suelen terminar: atiborradas de injusticia y con sobredosis de mezquindad. Nicolás, sea un gilipollas integral o sea un gilipollas transitorio, se limitó a mandar una -una- respuesta antipática y chulesca a un tipo que pedía trabajo (y a promocionarla, vale). Si por ese motivo sacamos las antorchas aún después de que el propio protagonista haya salido a llorarnos a todos, miedo me da el panorama. Porque, como ya he afirmado en alguna que otra ocasión, donde ustedes creen que avanzan yo observo la puta turba de siempre.

——————————————————————-

Nota (24/09/2012): El artículo ha sido modificado dado que en el segundo párrafo se ofrecían algunos datos incorrectos, como que fuese Carlos el responsable de publicar la respuesta de Nicolás a su CV, tal y como informan algunos medios de comunicación que también caen en el mismo error. Fue el propio Nicolás el que publicó todo el asunto.

Anuncios

7 comentarios

Dejar un comentario
  1. Anotación puntual / Sep 24 2012 10:03

    La noticia está mal. Lo que realmente ha enfurecido al personal es que quien publicó el mail y la respuesta con aires de mofa fue el propio Nicolás. Posteriormente publicó un post sobre “cómo enviar un CV” (provocando más indignación). Y fue en último lugar cuándo pidió disculpas. De Carlos todavía no se sabe nada puesto que si hubiéras decidido informarte desde la fuente inicial (el blog de la productora) verías que Carlos puede que ni haya leído el mail de disculpas todavía. A partir de aquí el alud de comentarios ha sido imparable y las opiniones de lo más variopintas.

    • Erik Macbean / Sep 24 2012 12:57

      Hola,

      1) Tienes razón. El enlace en el que me basé para explicar el asunto daba una información incorrecta en ese sentido: http://blogs.lainformacion.com/con-noticias-de-facebook/2012/09/21/riot-cinema-de-la-financiacion-colectiva-al-odio-colectivo/

      2) En el mismo enlace que te acabo de dejar aparece, de nuevo, información relacionada al propio ‘Carlos’ y a cómo habría aceptado las disculpas.

      3) Las opiniones no han sido “de lo más variopintas”. Salvando raras excepciones, han ido en una única dirección. Ciertos extremos bien acogidos dentro de la tendencia, que ya de por sí me parece relativamente censurable, son los que colman de sentido a este escrito.

  2. Anotación puntual / Sep 24 2012 10:18

    Por cierto, lo que más ha fastidiado es que estos chicos se han hecho populares porqué han utilizado el crowfunding, y no es lógico que hablen así a la gente después de todo (uno escribiendo el mail y los otros dos callándose). Sí, hay motivos suficientes para cabrearse y decepcionarse (decepción cuando hay gente que ha descubierto que han recibido subvenciones y se les acusa anónimante de no haber contratado a gente). En fin, si queréis, buscad información y corregid esos datos que os apunté en el anterior comentario.

    • Erik Macbean / Sep 24 2012 12:59

      1) Entiendo el mosqueo y la decepción. Yo no defiendo al tal Nicolás ni lo que ha hecho. El texto va por otros derroteros.

      2) Los datos serán corregidos a lo largo del día de hoy. Gracias por la anotación.

  3. Si, pero no / Sep 24 2012 18:49

    El linchamiento es innecesario, pero lo que está muy claro, sea o no un gilipollas integral como tú dices, es que a otros los ponen en la puta calle por menos de eso.
    Y aquí no va a ser así, de ahí la frustación de la turba, de que personajes de este calibre “empresarios o creadores” actuen con semejante impunidad.
    Y la “disculpa” habría convencido si hubiera llagado justo despué sde las primeras críticas. Pero es que entre la publicación del mail y la disculpa, tuvo tiempo de hacer un artículo justificando su mala conducta (no pidiendo perdón, justificando) y hacer burla en otras redes sociales. Hasta que “la turba” se hizo muy grande, si no hubiera haido turba probablemente no habría habido disculpas.
    Y si lo hubieran despedido, probablemente se hubiran terminado los comentarios.

    Y si me permites poner otro enlace, el artículo es otro intentanto defender lo indefendible, pero el comentario de SINCERO creo que lo define mejor de lo que he hecho yo.

    Pongo el link para no copiarlo que e smuy largo:

    http://www.sigueleyendo.es/ojala-leyeras-esto-antes-de-insultar-a-riot-cinema/#comment-31729

    • Erik Macbean / Sep 25 2012 0:35

      Hola,

      Me he metido en el enlace que has puesto. He leído el texto de los autores de ese blog y he leído todos los comentarios, incluyendo el que tú recomiendas. De acuerdo con ‘Sincero’ y de acuerdo con un tal ‘Javier López’. Si te fijas, el resto de comentarios suele caer por el mismo barranco. Y lo que es más grave; se posiciona a modo de insulto el hecho de que los autores tengan dinero de una forma u otra. Lo cual vuelve a otorgarme la razón a la hora de argumentar que buena parte de la puta turba se mueve por puta envidia.

      En cuanto a la disculpa, ¿quién coño se cree que la hubiese publicado si el tema no llega a trascender? Poca gente, sin duda. Pero el caso es que ha trascendido, el tal Nicolás ha reculado y desearle la ruina eterna a él y al resto de sus compañeros de proyecto me parece digno de un brote social con apenas una pincelada de solidaridad y muchas de mezquindad. Vamos, lo de siempre por aquí.

      Ah, un matiz: yo no he “defendido lo indefendible” en ningún momento. Al tal Nicolás le defino como creo justo definir a alguien que ha hecho eso. Lo cual no quiere decir que yo me tenga que posicionar automáticamente a favor de la puta turba que, aprovechando la cagada del tipo y el pollo generado, parece muy dispuesta a vomitar bilis a balón pasado (en el mejor de los casos).

      • Si, pero no / Sep 25 2012 8:12

        Supongo que no me he explicado correctamente, cuando me refería a “otro que defiende lo indefendible” no me refería a ti, como es obvio si uno se lee tu artículo, me refería a otros que he leido por ahí. Siento la confusión.
        Y a mi me hubiese gustado creer que pueden llegar disculpas sin necesidad de turbas.
        Ya lo he dicho, el linchamiento no procede, pero el silencio tampoco,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: