Skip to content
2 abril, 2011 / Erik Macbean

Periodistas y periódicos

Es uno de los primeros viernes de esta primavera.

Redacción de un diario madrileño de escasa tirada pero de cierto renombre. Once de la mañana. Mesa de una redactora que se dedica, entre otras cosas, a realizar un resumen de la prensa escrita nacional para el portal digital del medio de comunicación en el que trabaja y así informar a los lectores de lo que han escupido los clásicos –El País, El Mundo, ABC, La Razón y algún otro que más bien parece el panfleto de una formación política antes que cualquier otra cosa- en sus páginas esa jornada. ¿Los periódicos? Ausentes. En el kiosco, probablemente. Muertos de risa. ¿Para qué gastarse cinco o seis euros diarios si está todo en Internet? Menuda tontería.

Facultad de Ciencias de la Información de una universidad española. Hay un puesto en el ‘hall’ del edificio. Ofrece un ejemplar de un diario de tirada nacional a cada alumno o profesor que se haya suscrito previamente (y previo pago) a la promoción ofertada unos meses atrás en ese mismo lugar. Los periódicos que sobren se dejarán después del mediodía a disposición del resto de personas. ¿Quedan muchos para entonces? Pues un huevo y medio hasta que el encargado o la encargada del puesto se larga. Luego (ya sí) se agotan. ¿Para qué gastarse un euro al día si puedo leer lo mismo de forma gratuita esperando cuatro o cinco horas? Menuda estupidez.

Según ha asegurado la directiva del diario El País esta semana, los beneficios que aporta la edición digital del diario apenas alcanzan el 4% del total, mientras que el número de ventas en kioscos ha caído un 35,1% desde 2004. Y según me confesó recientemente un editor madrileño, los anunciantes quieren pagar 10 por un anuncio digital mientras siguen dispuestos a pagar 100 por la misma publicidad siempre y cuando aparezca impresa. ¿Menuda sorpresa? No. Nada nuevo bajo el sol en realidad. En este país -y puede que en otros también, lo desconozco- el ciberespacio es sinónimo de gratuidad. De momento.

Así que si ni tan siquiera los propios periodistas o futuros periodistas compran periódicos, ¿cómo demonios no va a existir una crisis en la prensa escrita? La información debería ser valorada, en primer lugar, por aquellos que se supone que dedican o pretenden dedicar sus vidas a ella. Sólo luego podremos buscar otros culpables.

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. manuel / Jun 8 2011 13:20

    Buenos días:

    Me gusta bastante este blog al que sigo con asiduidad y me gustaría poder enviarle un par de hojas a su correo electrónico para que las leyera. Me gustaría saber su opinión al respecto de ellas y si fuesen de su gusto las colgara en su blog.

    Por favor pongase en contacto conmigo a través de mi correo: quemamadrid@hotmail.com

    Un saludo,

    Manuel

  2. erikmacbean / Jun 8 2011 13:38

    Buenas tardes Manuel,

    Hablaré con mi colega y pronto recibirás un correo electrónico de nuestra parte. Gracias por el seguimiento.

    Saludos,
    EM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: