Skip to content
14 marzo, 2011 / Jorge Gato

Tragicomedia española

La política a menudo trata de ser un asunto serio y respetable que se ajuste al nivel de responsabilidad y de exigencia que normalmente le debería ser reclamado. Por supuesto, pocas veces lo consigue.

Recientemente han acontecido dos grandes momentos en la política española que demuestran que al ejercicio político le acompaña la demencia, la idiotez extrema, la improvisación, la fidelidad a una marca por encima de unas ideas y un tufo insoportable a impunidad pase lo que pase donde pase. Los protagonistas de estas dos historias difícilmente asociables a la realidad, pero reales como la vida misma, se visten con un color político distinto, para que la comedia sea aún más trágica y el espectador no pueda decidir de ninguna manera a quién entregará su voto dentro de unos días. Y por si fuera poco, no solo envuelven a los dos sujetos en cuestión, sino que ambos se han visto abrazados por un entorno presuntamente anegado de otras cabezas que deberían ser pensantes, pero que se quedan en el ser, o incluso en el deberían. De uno en uno.

El señor José Ignacio Echeverría es, ni más ni menos, el consejero de Transportes e Infraestructuras de Madrid, y decidió hacer uso de su tono más mordaz para ridiculizar a un diputado socialista en plena sesión de control en la Asamblea de Madrid. ¿Qué razón esgrimía? Pues, ni más ni menos de nuevo, la inexistencia del metrobús (en la imagen superior). Ahí queda eso. Haciéndose fuerte con ese golpe de humor irónico-hiriente. Pero bueno, un lapsus puede tenerlo cualquiera. Lo más sangrante, al menos para mí, son las reacciones posteriores. La bancada que ocupaba su partido, el PP, le ovacionaba con entusiasmo mientras decía semejante paparruchada, entregados a un absurdo del que nadie, incomprensiblemente, parecía dudar. Y más tarde, ya en frío, con tiempo suficiente para haber recapacitado y decidirse a pedir disculpas por tamaña idiotez, el señor Echeverría hizo estas declaraciones a la cadena Cope -declaraciones que, por cierto, he sido incapaz de descifrar, por lo que las transcribo tal cual-: “es cierto que el metrobús es un título que puede estar contemplado dentro de lo que es el abono de 10 viajes. Lo que ahora es el título general es el de 10 viajes y dentro del de 10 viajes hay muchas categorías: hay un metrobús como puede haber otras cuestiones”. Y tan contento.

Por otro lado, el Ministerio de Industria es, ni más ni menos, el Ministerio de Industria, y ahora al frente tiene al socialista Miguel Sebastián. Andan detrás de armar un plan medioambiental que permita ahorrar energía, petróleo o lo que se ponga. Una de las medidas anunciadas es matarnos a bostezos haciéndonos circular a 110 Km/h en autovías y autopistas. Otra, era ayudar con 20 euros la sustitución de neumáticos antiguos por otros más eficientes, los de clase A. ¿El problema? Que los de clase A no existen, ya que a este tipo de clasificación no se le espera hasta finales de 2012. ¿Es posible que nadie, absolutamente nadie, en el Ministerio de Industria o alrededores, conociera o pudiera informarse sobre este pequeño detalle?

El show debe continuar.

Noticias relacionadas:

José Ignacio Echeverría: “El metrobús no existe”

Industria tendra que modificar el Plan Renove de neumáticos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: