Skip to content
21 enero, 2011 / Jorge Gato

¿No hay noticia? ¡Invéntesela!

Por fin doy con una evidencia gráfica de esa actividad que tantas penas me trae: la manipulación informativa.

Hay muchos tipos de manipulación. Se puede deformar la información, se puede cercenar alguna parte que no interese para el enfoque que queremos darle, podemos descontextualizar un fragmento para obtener un titular más jugoso, etc. Pero el tipo de manipulación informativa que más me saca de quicio es, sin duda y de largo, la pura invención de noticias. Esto resulta una práctica habitual en la prensa deportiva principalmente, aunque los demás tipos de prensa no anden cortos de otras clases de manipulación. No obstante, hay plataformas como, por ejemplo, El Mundo Today, que se dedican exclusivamente a inventar noticias y suponen un punto de humor refrescante muy aconsejable para comenzar el día. No debería ser el caso de la que, se supone, es prensa seria.

En el asunto particular de la imagen que hoy nos ocupa, Semana ha decidido que la formidable actriz (y entiéndaseme la ironía) Elsa Pataky “reapareciera con su marido” pero por la fuerza, con un photoshopazo desvergonzado que justificara una portada. Los efectos nocivos de este montaje se pueden entender en dos vías. La primera es que, muy posiblemente, Federico y Mary y sus mellizos merecieran más ocupar la porción grande de la tarta. Y la segunda: en el extraño caso de que a alguien le pareciera relevante esta noticia, ya no podrá estar seguro de si realmente Elsa ha salido de la cueva, o ha salido él, o se han juntado de nuevo tras desaparecerse, o ninguna de esas cosas y siguen sin reaparecer en dondequiera que se hubieran ausentado. Un lío. Y la pobre Carmen Sevilla llorando desconsolada en un recuadrito minúsculo. Menudo remate.

Aunque en este ejemplo se trate de un acontecimiento atrozmente banal, la invención de noticias muchas veces lleva implícita una cierta maldad, y normalmente dirigida contra alguien concreto. Se utilizan los rumores y las fuentes anónimas e inconfesables para sacar adelante mentiras insoportables que una mente sana como no es la mía no debería aceptar. Pero el alarmismo, aunque sea a través de la falsedad, vende periódicos (los pocos que se vendan) y llena muchos minutos de radio y televisión. Hay que hablar de algo, supongo. ¡Qué alegría verte de nuevo, Elsa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: