Skip to content
5 diciembre, 2010 / Erik Macbean

Los auténticos patriotas de este país

Desde el pasado día 3 de diciembre tiemblo emocionado cada vez que me asomo al mundo. Por fin mi patria, ese grandioso terruño llamado España que en tiempos extendía su influencia directa por mares y océanos, se muestra de nuevo unida. Fuerte. Como ya pasó en tiempos del caudillo lusitano Viriato, hay un enemigo común. Aunque esta vez no son los romanos, sino gente más a mano: los apreciados controladores aéreos. Para mí, los auténticos patriotas españoles, pues sin ellos el país no sería un bloque homogéneo como el que parece ser ahora.

Tampoco pretendo escribir un ensayo enalteciendo las pelotas de plomo de ‘Pepiño’ Blanco. Sólo me gustaría aclarar desde este humilde espacio que yo conozco a varios controladores y cobran (o cobraban hasta hace bien poco) entre 250.000 y 600.000 euros anuales, según sus propios cálculos. Eso supone entre 20.000 euros y 50.000 euros al mes. Por comparar la cifra -que siempre es útil-, un abogado socio de capital de un buen despacho español gana en torno a los 30.000 o 35.000 euros al mes, aunque bien es cierto que esa cifra puede variar en función de las operaciones que haya cerrado en ese período. También el horario de los controladores es más bien envidiable. No dispongo de datos actuales, pero sí recientes: jornadas laborales de 6 horas, y con sus buenos días de descanso y tal. Incluso he llegado a escuchar que por cada día de trabajo obtienen dos de descanso, aunque este extremo no lo afirmo porque la fuente que me ofreció la ecuación se reconoció dudosa. En cualquier caso, y volviendo a comparar el asunto con un abogado socio de etcétera, etcétera, este último trabaja unas 10 horas diarias. A veces incluso 12. A veces, incluso, 14.

Y ahora llega la pregunta del millón señores y señoras, damas y caballeros: ¿Es su sueldo y su horario motivo suficiente para atacar sus reivindicaciones? Muchos dirán que no -me parece que llegados a este punto se empieza a resquebrajar la unidad nacional- aunque yo afirmo que sí. En tiempos de crisis, en donde todos deben (o deberían) asumir su responsabilidad, esta gente quiere plantear como un derecho y una necesidad algo que a todas luces ha sido un privilegio debido a su condición de ‘gremio elitista’. No es cuestión de envidia o rencor. Es cuestión de sentido común.

En cualquier caso, leyendo a lo largo del día muchas y variadas opiniones procedentes de este colectivo me he topado siempre con el mismo argumento: “No tenéis ni idea de nada, los ciudadanos sois unos imbéciles que creen lo que dice la prensa que, además, está comprada por el Gobierno y por eso nos maltrata”. Más o menos, eh. Sin embargo me cuesta (mucho) creer que un enfrentamiento tan brutal con el Gobierno socialista no haya calado en diarios como El Mundo, ABC, La Razón o La Gaceta, por poner cuatro ejemplos típicos. O muy mal se lo han montado y son torpes hasta decir basta o es que, quizás, no haya por donde coger los argumentos de un gremio que sólo se tiene a sí mismo. Porque la solidaridad del ciudadano no la van a conseguir cobrando lo que cobran y actuando de la forma en la que actúan. Es como si el director de mi sucursal bancaria dejase de repartir pasta una mañana a los clientes de esa entidad porque le van a quitar el Mercedes oficial y se lo van a sustituir por un Seat León. Pues oiga usted, mala suerte pero a mí no me joda el día.

En fin, lo dicho: España, unida (jamás será vencida).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: