Skip to content
24 octubre, 2010 / Jorge Gato

Puterío y putiferio

Si son lectores habituales de este blog, cosa que dudo bastante a juzgar por el tráfico registrado por el sistema de WordPress, pero aun así, si lo son, quizá estén empezando a pensar que en este modesto espacio virtual nos hemos propuesto hacer un seguimiento exhaustivo de la evolución de la prostitución en este país y de la legislación relativa a esta materia. Si efectivamente es éste su pensamiento, debo decirles que no ha sido nuestra intención en ningún momento, simplemente la actualidad sigue acercándonos situaciones caricaturescas sobre este mundo y todas las variantes de su microcosmos, cosa que un servidor no puede evitar comentar aunque sea de una manera liviana.

Como no tengo fuerzas para hacer una nueva apología de la legalización y regulación de esta actividad, simplemente voy a comentar qué significa esta fotografía y por qué debe ser destacada.

Lo que vemos en la imagen coronado con el nombre Paradise -cuya P es obra, sin duda, de algún maestro del diseño, ya que se vale de la forma de una palmera para representarla- es un putiferio. Y si intentan encontrar putiferio en algún diccionario es posible que no logren hacerlo porque, muy a mi pesar, es una palabra oficialmente inexistente. Sin embargo, su magistral combinación del puterío con el gozo y la especificidad que representan las ferias hacen de ella una palabra encantadora y con unas connotaciones mucho más enriquecedoras que burdel, por lo que sin duda debería ser incluida pronto en las páginas de los manuales de consulta.

Paradise no es un cualquiera, es el mayor putiferio de Europa y abrió sus puertas el jueves pasado en La Jonquera, Girona, con 2.700 metros cuadrados, 80 habitaciones y pensado para que hasta 160 mujeres puedan ofrecer sus servicios en el interior simultáneamente. Su dueño, José Moreno, está imputado en dos causas judiciales por tráfico de personas y tiene otros dos locales del estilo. Las imputaciones son debidas a que se sospechaba que Moreno y algún que otro compinche traían a sus víctimas de Brasil y aquí las obligaban a prostituirse en algunos pisos y en los otros dos locales de Moreno. Sin embargo, poseer un putiferio no es delito, no en vano el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dictó en febrero una sentencia en la que obligaba al alcalde de La Jonquera a concederle las licencias de actividad y apertura del local.

No es ilegal, por tanto, tener el sitio donde se ejerce, pero la prostitución sí lo es, o no, o qué sé yo. Siento que ya no sé nada. Este limbo me espanta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: