Skip to content
11 julio, 2010 / Jorge Gato

Galería del aburrimiento

La necesidad de mostrar y demostrar nuestra alegría, nuestras habilidades sociales y nuestras fascinantes experiencias vitales a los demás nos induce a menudo al error de compartirlas con exceso, convirtiendo un pétalo que por sí mismo pudiera ser bello en la reiteración exagerada y exasperante del pétalo, pero en ningún caso en una flor.

La repetición desmesurada en la exhibición pública de una sensación o un sentimiento puede conllevar un hastío estremecedor y una profunda antipatía que inviten a pensar en la flacidez de lo expuesto ante nuestros ojos, concediéndole una sombra de duda razonable que devalúa irreversiblemente el fondo mismo de lo exhibido.

Encontrad en la mesura su antídoto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: